Páginas vistas en total

miércoles, 22 de febrero de 2017

Tus Hijos no son tus hijos...

Tus hijos no son tus hijos,
son hijos e hijas de la vida
deseosa de sí misma.
No vienen de ti, sino a través de ti,
y aunque estén contigo,
no te pertenecen.
Puedes darles tu amor,
pero no tus pensamientos, pues,
ellos tienen sus propios pensamientos.
Puedes abrigar sus cuerpos,
pero no sus almas, porque ellas
viven en la casa de mañana,
que no puedes visitar,
ni siquiera en sueños.

Puedes esforzarte en ser como ellos,
pero no procures hacerlos
semejantes a ti
porque la vida no retrocede
ni se detiene en el ayer.
Tú eres el arco del cual tus hijos,
como flechas vivas son lanzados.
Deja que la inclinación,
en tu mano de arquero
sea para la felicidad
Pues aunque Él ama
la flecha que vuela,
Ama de igual modo al arco estable.
Khalil Gibran

El método de ayuda se basa en la idea de que el niño sabe mejor que el padre lo que necesita en cada etapa de su vida e implica la plena participación de ambos padres en el desarrollo de la vida del niño, esforzándose por empatizar con él y satisfacer sus necesidades peculiares y crecientes.
No supone intento alguno de corregir o formar “hábitos”.
El niño no recibe golpes ni represiones y sí disculpas cuando se le da un grito motivado por la fatiga o el nerviosismo.
Este método exige de ambos padres una enorme cantidad de tiempo, energía y diálogo, especialmente durante los primeros seis años, pues ayudar a un niño a alcanzar sus objetivos cotidianos supone responder continuamente a sus necesidades, jugar con él, tolerar sus regresiones, estar a su servicio y no a la inversa, interpretar sus conflictos emocionales y proporcionar los objetos adecuados a sus intereses en evolución.
Lloyd DeMause - La Evolución De La Infancia.

lunes, 13 de febrero de 2017

Si sólo soy lo que tengo y lo que tengo lo pierdo... Quien soy???

"Gran parte de las dificultades que atraviesa el mundo se deben a que los ignorantes están completamente seguros y los inteligentes llenos de dudas." - Bertrand Russell
Cada uno de nosotros es energía latente con su particular capacidad de expansión e influencia. Y como toda energía, para que se expanda e influya, precisa del contacto adecuado. Cuando falla la esencia del entendimiento, que es la disposición para transmitir a otros nuestra energía y a la vez recibir la suya, solo queda espacio para el aislamiento, ese moho en el que germina el orgullo sin causa, la tristeza y a veces incluso el odio.
Hay puertas que se nos cierran porque no sabemos abrirlas. Queremos y creemos tener la llave maestra olvidando que ésta lo es porque se adapta a los vericuetos únicos de cada cerradura.
Entenderse para construir es la gloriosa capacidad de compartir inteligencia. Pasa por saber razonar, escuchar y, cuando procede, aceptar y asumir, partiendo siempre de una premisa: en la báscula del entendimiento, jamás el peso de la razón estuvo exclusivamente situado en uno de los dos platos.
Para ser feliz hay que creer que controlas tu vida, desarrollar tus habilidades innatas y tener relaciones personales. El amor es la primera manifestación del instinto de fusión con otro organismo para garantizar la supervivencia.
"Cuando uno cambia la forma de ver las cosas, las mismas cosas cambian." "No vemos las cosas como son, sino como somos nosotros." "El lenguaje no solo describe, sino que crea nuestra realidad."
Hay veces que el castigo no potencia la buena conducta, si no que la desborda... la violencia, decía Salvor Hardin, primer alcalde de terminus en la trilogía de la fundación de Isaac Asimov, es el último recurso del incompetente. Yo añadiría que a veces la violencia es el último recurso ante la frustración, ni bueno ni malo, simplemente es. Cualquier emoción es adaptativa, debemos verlas como una piedra en el camino y no instalarnos en ella como si se tratase de una zona para acampar.
En estos momentos de crisis... uno de los mayores problemas del ser humano, es el no perderse, por haber identificado su esencia, su persona, su identidad... a sus pertenencias, a sus posesiones, olvidando la primera ley de la vida: "Soy lo que soy" ...si me olvido de mi esencia, de quien verdaderamente soy, trasladando mi identidad a mis posesiones... y sólo soy lo que tengo -decía Fromm- y lo que tengo lo pierdo... Quien soy???

jueves, 2 de febrero de 2017

Sé cuándo empezó todo... Y dónde...

Sé cuándo empezó todo... Y dónde...
Fue en el tell de Jericó, en el octavo milenio a JC., en el nivel llamado natufiense.
Apareció allí la primera evidencia de trigo cultivado y de animales domesticados y todo terminó...
...por primera vez el hombre pudo señalar a los animales y a las plantas y decir esto es mío. Nació entonces una abundancia engañosa y apareció por primera vez una cosa llamada excedentes de producción, que permitió mantener a un gobierno y a una casta de sacerdotes...
...es decir, que el hombre fue tan necio como para fabricar a sus tiranos.
No lo sabéis???
Ellos quieren que tengamos miedo. Son los mismos tiranos que nosotros mismos fabricamos en el tell de Jericó para que nos dominaran, nos disciplinaran y nos dijeran cómo debíamos pensar. Para que instalaran prisiones, establecieran fronteras, crearan ideologías, inventaran dioses, infligieran castigos y nos hicieran esclavos. Ellos trabajan aún para dar calor a la semilla de ese miedo que nos mantiene separados.
En la actual Turquía, hace ya más de 9.000 años (7.500 a C.) se creó la primera ciudad de la que tenemos constancia: Catal Huyuk.
"Cómo se puede comprar o vender el cielo o el calor de la tierra? Esa es para nosotros una idea extraña. Si nadie puede poseer la frescura del viento ni el fulgor del agua, cómo es posible que usted se proponga comprarlos?
...el hombre blanco no comprende nuestras costumbres. Para él una porción de tierra tiene el mismo significado que cualquier otra, pues es un forastero que llega en la noche y extrae de la tierra aquello que necesita. La tierra no es su hermana sino su enemiga, y cuando ya la conquistó, prosigue su camino. Deja atrás las tumbas de sus antepasados y no se preocupa. Roba de la tierra aquello que sería de sus hijos y no le importa... Su apetito devorará la tierra, dejando atrás solamente un desierto.
...la tierra no pertenece al hombre; es el hombre el que pertenece a la tierra... Lo que ocurra con la tierra recaerá sobre los hijos de la tierra. El hombre no tejió el tejido de la vida; él es simplemente uno de sus hilos. Todo lo que hiciere al tejido, lo hará a sí mismo."
El presidente de los Estados Unidos, Franklin Pierce, envía en 1854 una oferta al jefe Seattle, de la tribu Suwamish, para comprarle los territorios del noroeste de los Estados Unidos que hoy forman el Estado de Wáshington. A cambio, promete crear una “reservación” para el pueblo indígena. El jefe Seattle responde en 1855.
"El ruiseñor se niega anidar en la jaula, para que la esclavitud no sea el destino de su cría." - Khalil Gibran.
Los ruiseñores en libertad están en continuo ciclo de trabajo haciendo un nido para sus hijos, pero sin embargo, cuando están en cautiverio o enjaulados, aunque tengan el material para hacerlo, son tan inteligentes que no quieren unos hijos esclavos y renuncian a una posible perpetuación de sus genes o su especie, considerando que es mejor no nacer que vivir en cautiverio, al contrario que el ser humano.